“LA SANTÍSIMA TRINIDAD” (2019)

Este es el tercer trabajo de estudio al que me enfrento, ocho vídeo-canciones a publicar a lo largo de 2019 (Actualmente hay cinco publicadas), además de un CD físico y la publicación de las canciones en Spotify y el resto de plataformas digitales

Confío de nuevo en Panorama Studio para el sonido, que esta vez ya no es en directo, si no por pistas.

Los vídeos intentan mejorar los pasados, pero manteniendo coherencia y continuidad con el formato, combinando interpretación en directo con acciones fuera del estudio, manteniendo la creación de personaje específico (caracterización, vestuario, maquillaje) para cada tema.

Dirección y montaje: Gracia Texidor

Sonido: Federico García Monfort (Panorama Estudio)

Cámaras: Paula Cánovas Marcos, Samantha Hita Díaz, y Gracia Texidor

 

“ÁFRICA”

Una canción alegre frente a una lírica dramática. Una interpretación que juega al contraste con la imagen generalizada y arquetípica que asumimos desde Occidente de un continente diverso como cualquier otro, entre la miseria y el subdesarrollo por un lado, frente a la sonrisa (a pesar de la pobreza), el ritmo y la danza.

 

“LA VOZ DE LOS DIOSES”

Composición que surge del acercamiento a la música del noroeste de África, la que llegó a América a través del tráfico de exclavos y origen de los que hoy llamamos “música negra”, desde el blues, rock, soul a la salsa cubana. En algunas de estas músicas, de tradición oral, en las que muchas veces es difícil definir si el compás es binario o ternario, muchos instrumentos suenan a la vez, cada uno con pequeñas frases, en bucle, y la melodía que resuena, la que el público tararea, no la toca nadie en concreto, si no que “surge”. No hay instrumentos de base o solistas, si no que el conjunto construye esa melodía que está en el aire, a la que llaman “la voz de los dioses”, o “la voz de los espíritus”

 

“ESPAÑA, LA EMIGRANTE”

Tema homenaje a Juanito Valderrama, que se atrevió a cantar a España desde la tragedia del exilio, porque no sabemos lo que significa nuestra tierra, hasta que no nos vemos forzadas a abandonarla. Sobre banderas, identidades y raíces, para huir del enfrentamiento y asumir la diversidad con todas sus complejidades. Porque cosernos fue doloroso, pero descosernos también lo será.

 

“EL DANUBIO MARRÓN”

El Danubio es un río de casi 3000km que atraviesa el corazón de Europa, el segundo más largo del continente, y el que lo parte por la mitad. Célebre por dar título a “El Danubio Azul”, el vals vienés símbolo de la Europa poderosa y sofisticada del siglo XIX, la que se sentía superior en todos los niveles al resto de culturas y, por tanto, dueña legítima del mundo.
Por suerte o por desgracia el Danubio es, sin embargo, un río marrón, de corriente fangosa, “rubio” para los eufemistas, una brutal frontera natural que durante siglos fue el límite entre el mundo civilizado, es decir, el Imperio romano (los buenos), y el mundo bárbaro, es decir, los pueblos que los romanos no consiguieron someter (los malos).
Cuna de múltiples civilizaciones y escenario de innumerables batallas, el Danubio es testigo de la diversidad humana que puebla sus riveras y que sobrepasa con mucho las casuales huellas de la
Historia, las actuales fronteras de Europa central. (Mitteleuropa)

Corriente constante y continua, de la que nadie sabe con certeza su origen último, ni su esencia final. ¿Su herida más profunda, o su tatuaje más hermoso?

 

“SER HUMANO, SER MUJER, PARECE LO MISMO PERO NO LO ES”

Tema que, en tono festivo, trata de evidenciar la codificación del comportamiento social de las mujeres, desmontando mitos sobre igualdad y ahondando en los roles de género como construcción social.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *